Si eres fan de Audrey Hepburn y de las películas clásicas, seguramente habrás visto o al menos escuchado hablar de «Desayuno con diamantes». Esta icónica película de los años 60 es una de las más populares y queridas por el público, gracias a su encantadora protagonista y su historia llena de glamour y aventuras. Pero, ¿sabías que detrás de esta película hay muchas curiosidades y secretos que quizás desconocías? En este artículo, te contaremos todo lo que debes saber sobre «Desayuno con diamantes».

La historia detrás de la película

La novela de Truman Capote

«Desayuno con diamantes» está basada en la novela homónima de Truman Capote, publicada en 1958. Capote se inspiró en sus propias vivencias y en las mujeres que conoció durante su estancia en Nueva York para crear el personaje de Holly Golightly, la protagonista de la historia. La novela fue un éxito de ventas y crítica, y pronto se convirtió en un referente de la literatura estadounidense.

El casting y la elección de Audrey Hepburn

Para el papel de Holly Golightly se barajaron varios nombres de actrices famosas de la época, como Marilyn Monroe o Shirley MacLaine. Sin embargo, la elección final fue Audrey Hepburn, quien en ese momento era una estrella en ascenso gracias a su papel en «Vacaciones en Roma». Aunque algunos críticos cuestionaron su elección debido a que no se parecía físicamente al personaje descrito en la novela, Audrey logró dar vida a Holly de una manera única y encantadora.

Mira TambienExplora las leyendas y curiosidades de Cáceres en un paseo temático

Los secretos del vestuario y la moda de la época

El vestuario de «Desayuno con diamantes» es uno de los aspectos más memorables de la película. Diseñado por Hubert de Givenchy, amigo y colaborador de Audrey Hepburn, los vestidos y accesorios que luce la actriz en la pantalla se convirtieron en un icono de la moda de los años 60. Además, se dice que la famosa canción «Moon River» fue compuesta especialmente para Audrey, después de que ésta mencionara que no sabía tocar la guitarra.

El rodaje de la película

El set de grabación y las locaciones

«Desayuno con diamantes» fue filmada en su mayoría en locaciones reales de Nueva York, lo que le dio un toque auténtico y único a la película. Algunos de los lugares más emblemáticos que aparecen en la cinta son la famosa joyería Tiffany’s, la estatua de la libertad y el Central Park. Además, se construyó un set especial para la escena de la fiesta en el apartamento de Holly, que fue decorado con muebles y objetos de la época.

La música y la icónica escena de Audrey cantando «Moon River»

Uno de los momentos más recordados de «Desayuno con diamantes» es cuando Audrey Hepburn canta «Moon River» mientras está sentada en la ventana de su apartamento. La canción, compuesta por Henry Mancini y Johnny Mercer, ganó el Oscar a Mejor Canción Original en 1962 y se convirtió en un éxito mundial. Curiosamente, Audrey no era cantante profesional, pero su voz suave y dulce logró conquistar al público.

Mira TambienCuriosidades de la televisión en España en los años 80

Las anécdotas detrás de cámaras

Durante el rodaje de «Desayuno con diamantes» ocurrieron varias anécdotas curiosas y divertidas. Por ejemplo, se dice que Audrey Hepburn era muy tímida y nerviosa al filmar la escena en la que Holly sale de la joyería Tiffany’s, ya que debía caminar por una de las calles más concurridas de Nueva York. Además, se cuenta que el actor que interpreta al gato de Holly, Orangey, era muy difícil de trabajar debido a su carácter temperamental.

Recepción y legado

Las críticas y premios obtenidos

«Desayuno con diamantes» fue un éxito de taquilla y de crítica, convirtiéndose en una de las películas más populares de los años 60. Audrey Hepburn recibió una nominación al Oscar por su actuación, aunque no logró ganarlo. Sin embargo, la película sí ganó dos estatuillas: una por Mejor Canción Original y otra por Mejor Banda Sonora.

Influencia en la moda y cultura pop

El legado de «Desayuno con diamantes» trasciende más allá del cine, y ha influido en la moda y la cultura pop de muchas maneras. Por ejemplo, el famoso vestido negro que luce Audrey en la película se ha convertido en un clásico de la moda femenina, y es un elemento que muchas mujeres desean tener en su armario. Además, se han hecho numerosas referencias y parodias de la película en otros medios, como series de televisión y música.

Mira TambienSecretos sorprendentes de Estados Unidos

Repercusión en la carrera de Audrey Hepburn

«Desayuno con diamantes» supuso uno de los papeles más icónicos de la carrera de Audrey Hepburn, y le permitió consolidar su estatus como una de las actrices más queridas y respetadas de su generación. Además, la cinta le abrió las puertas a otros proyectos importantes, como «My Fair Lady» y «Charada».

Conclusión

Como has podido ver, «Desayuno con diamantes» es una película llena de curiosidades y secretos que la hacen aún más especial y querida por el público. Desde su inspiración en la novela de Truman Capote hasta su legado en la cultura pop, esta cinta ha dejado una huella imborrable en la historia del cine. Si aún no la has visto, te recomendamos que la veas y descubras por ti mismo/a por qué es una de las películas más icónicas de todos los tiempos.

Preguntas frecuentes

¿Cuál fue el presupuesto de la película?

El presupuesto de «Desayuno con diamantes» fue de aproximadamente 2,5 millones de dólares.

¿Cuánto tiempo duró el rodaje de la película?

El rodaje de la película duró alrededor de 10 semanas, desde octubre de 1960 hasta enero de 1961.

¿Quién fue el diseñador de vestuario de Audrey Hepburn en la película?

El diseñador de vestuario de Audrey Hepburn en la película fue Hubert de Givenchy, quien fue amigo y colaborador de la actriz durante muchos años.

¿Por qué el título de la película es «Desayuno con diamantes» si nunca aparecen diamantes en la trama?

El título de la película se refiere a la idea de que el desayuno de Holly Golightly en la joyería Tiffany’s es un momento de lujo y glamour, como si estuviera desayunando con diamantes. Aunque nunca aparecen diamantes en la trama, el título es una metáfora para expresar esa sensación de opulencia y sofisticación.